Frase: Dilemas del software privativo

Richard Stallman

Si tienes un programa privativo y un amigo te lo pide, debes decidir entre dos males: fallar a tu amigo o incumplir la licencia. Una solución es no tener amigos.

Richard Stallman

Proverbio informático 1

Las tres cosas más peligrosas del mundo son : un programador con un soldador, un ingeniero de hardware con un parche de software y un usuario con una idea.
Visto en: El Payaso Pogo

¿Qué dice una chica informática cuando deja al novio? 2

Ya en este sentido había escuchado de todo: “necesito tiempo”, “no sos vos, soy yo”, pero estas nunca. Si sos hombre y querés saber qué te diría una chica informática al terminar la relación, acá les dejo varias posibilidades:

– Es en estos momentos en los que mi vida experimenta terribles fluctuaciones de red, cuando me veo en la obligación de decirte adiós y desinstalarte de mi sistema.

– Me cuesta mucho, créeme, pues para borrarte de mi disco duro necesitare mucho mas que un par de formateos a bajo nivel.

– Pero de un tiempo a esta parte te habrás dado cuenta de que nuestra interactividad no es lo que era, en todos los aspectos. Hay que admitirlo: usamos diferentes protocolos. Y, en fin, hay parejas que arreglan muchas de esas diferencias mediante el compartir el hardware, pero en los últimos meses te convertiste en un sistema cerrado que no aceptaba mi login.

– Soy una mujer! Nuestra vida en común tenia como punto básico el que me aseguraste ser multitarea: tu cuidarías mi core, y alimentarías mi slot y yo cuidaría nuestras homepages, haría la comida y llevaría a cabo la gestión de los recursos del sistema.

– Esa condición era de solo-lectura. Como he podido comprobar, no eres mejor que cualquier beta en ese sentido y no cumples lo que prometes. !Yo no soy ninguna demo y pido lo mismo a cambio!

– ¡Y yo nunca me he quedado colgada cuando me pedías que hiciera todos los “documentos” en start-office! Si no estabas de acuerdo con los términos de la licencia, no deberías haber hecho clic en ‘NEXT’, por varias veces consecutivas.

– Creí que eras un Unix sólido y te quedaste colgado en el momento crucial. Me siento pirateada, crackeada, con un virus que ha destruido gran parte de mi data y quiero formatear e instalar desde cero.

– No niego que hayamos tenido buenas sesiones (con o sin red) pero lo nuestro se acabo. Tal vez algún día, si me presentas una versión muy mejorada, podamos volver a intentarlo. Pero hasta entonces, trabajare otros formatos hasta dar con aquel que llene mi core interno.

– Sé que con tu interfase ya debes tener a una usuaria interesada en comprar tus derechos. Espero que no te resulte difícil la actualización, y que comprendas la razón de nuestra incompatibilidad.

Yo no soy el autor de estas frases y no podría citarles la fuente ya que me lo enviaron por email.